¿Cómo elegir la olla a presión que mejor se adapta a mis necesidades?

A la hora de elegir una olla a presión y debido a la variedad de modelos que podemos encontrar en el mercado, nos pueden entrar numerosas dudas, ¿qué material elegimos?, ¿tamaño?, ¿sistema de cierre?, ¿seguridad?, y una de las más comunes, ¿olla rápida o súper rápida?

Lo primero que debemos de saber es que todos los modelos de olla a presión Magefesa son 100% seguros, ya que disponen de numerosos y modernos sistemas de seguridad. Por nuestra parte como usuarios, debemos leer el manual de instrucciones con atención, y seguir correctamente los consejos de manejo y mantenimiento.
En cuanto a materiales de fabricación principalmente nos encontraremos con dos; el acero inoxidable, y el aluminio.
Cada uno tiene unas ventajas y características diferenciadoras.

El acero inoxidable es una aleación de hierro y carbono que además contiene cromo y níquel en distintas proporciones. El acero inoxidable que se utiliza en la fabricación de las ollas a presión Magefesa es siempre de máxima calidad, acero inoxidable 18/10 que hace referencia al contenido en cromo 18 %, y en níquel 10%.
Sus principales ventajas son:
– Prolongada vida útil. Inalterable a la corrosión indefinidamente, conserva su apariencia original durante largo tiempo.
– Dureza mecánica y física. Resistente a golpes, ralladuras, variaciones térmicas, soporta los ácidos de los alimentos.
– Higiene. Muy fácil de limpiar, superficie lisa que evita la acumulación de mohos y bacterias.
– Cocina. Totalmente neutro, no altera las propiedades organolépticas de las elaboraciones, no existe transferencia alguna entre el material y los alimentos. Es el material de más aceptación en el mundo profesional.
– Ecológico. El acero inoxidable es 100% reciclable.

Dentro del aluminio, podemos encontrar varias propuestas; forjado, fundido, anodizado o anodizado duro, pero básicamente todas tiene en común propiedades muy similares:
– Propiedades físicas. El aluminio es un material ligero y blando que tiene la propiedad de ser buen conductor del calor, lo difunde rápida y uniformemente.
– Propiedades químicas. Se oxida rápidamente formando una capa fina mate que le protege de la corrosión, esta capa es atacada por los ácidos como el vinagre y limón. El tratamiento químico electrolítico llamado anodizado duro le confiere características de dureza, resistencia a la abrasión y a los agentes químicos similares a las del acero.
– Comodidad. El aluminio es un material muy liviano, con lo que en ollas de cierto tamaño puede ser una ventaja a tener en cuenta.

Una vez conocidas las características de cada material de fabricación y teniendo en cuenta que Magefesa cuenta con el más extenso catálogo de modelos del mercado, vamos a intentar encontrar nuestra olla a presión Magefesa ideal a través de unas sencillas preguntas.

¿Hemos utilizado una olla a presión con anterioridad?

Si estamos acostumbrados a cocinar con ollas a presión, será relativamente fácil habituarse al manejo de cualquier modelo. Pero si por el contrario, nuestra experiencia es escasa o nula, buscaremos ollas a presión de fácil manejo, preferentemente sin selector de presión y con una presión de trabajo media o baja, de entre 60 y 80 kPa.
También podemos fijarnos en la facilidad y comodidad del sistema de apertura y cierre de la olla.
Modelos recomendados:
– Modelo Favorit.
– Modelo Dynamic.
– Modelo Nova.

¿Para cuantos comensales cocinamos habitualmente?

Otro factor importante a la hora de elegir nuestra olla, es la relación entre comensales y el volumen de la olla necesario. Magefesa dispone de una amplia gama que comprende desde ollas de 3 litros indicadas para uno o dos comensales, a ollas para grandes comunidades de hasta 22 litros.

Para escoger el volumen que más se ajusta a nuestras necesidades y siempre teniendo en cuenta que no es lo mismo cocinar caldos que verduras, legumbres, pescado o carnes, os dejamos una correspondencia orientativa entre la capacidad de la olla y los comensales:

– Las ollas de 3 y 4 l. están indicadas para entre 2 y 4 comensales.
– Las ollas de 5 y 6 l. están indicadas para entre 3 y 6 comensales.
– Las ollas de 8 y 9 l. están indicadas para entre 5 y 8 comensales.
– Las ollas de 10 y 12 l. están indicadas para entre 7 y 12 comensales.
– Para un número de comensales superior, optaremos por las ollas a presión Magefesa modelo Chef y Alustar de 15 y 22 l.

¿Qué tipo de cocina utilizamos frecuentemente?

Los tipos de cocinas más utilizados actualmente en nuestros hogares son cuatro; eléctricas, de gas, vitrocerámicas y de inducción.
A cada una de estas cocinas, podemos asignarle un modelo de olla a presión Magefesa para sacar el máximo partido a nuestras elaboraciones, ahorrando tiempo y energía.

Las cocinas eléctricas requieren ollas que transmitan fácil y rápidamente el calor, los modelos aconsejados son los fabricados en aluminio como son los modelos; Avant, Avant Plus, Avant Titan, Vital y Gira

Para las cocinas vitrocerámicas, que por norma general tienen escasa potencia y son algo lentas, recomendamos modelos con un buen fondo termodifusor que acumula temperatura a la vez que proporciona cocciones estables, y modelos con presiones de trabajo altas, entre 80 y 100 kPa.
Los modelos recomendados son; Qualix, Practika Plus, Athenas y Style.

Las cocinas de gas e inducción son las cocinas más versátiles y tienen un comportamiento muy similar. Si bien para las cocinas de gas podemos utilizar la mayoría de los modelos de ollas Magefesa, cuando cocinamos con Inducción, debemos de buscar ollas aptas para este tipo de cocina.
Las ollas a presión fabricadas por Magefesa indican en el fondo el tipo de cocina para las que son aptas, buscaremos por tanto el símbolo de inducción para asegurarnos un buen funcionamiento.
Las ollas aptas y recomendadas para inducción son; Inoxtar, Star, Style, Nova, Practika plus, Athenas, Qualix, Dynamic y Favorit.

¿Qué alimentos cocinamos con más frecuencia?

Debemos de tener en cuenta que en una olla a presión Magefesa se puede cocinar todo tipo de alimentos, desde ingredientes delicados como frutas, verduras, pescados y marisco, hasta alimentos mucho más resistentes como legumbres secas, hortalizas o carnes tersas que contengan mucho colágeno.
Pero, o bien esta afirmación es en ocasiones desconocida, o por costumbres alimenticias solemos utilizar la olla con más frecuencia para un determinado tipo de alimento.
En este apartado vamos a conocer qué modelo de olla está más indicada para según el tipo de alimento queremos cocinar y para ello Magefesa cuenta con tres tipos de ollas a presión:
– Ollas rápidas donde encontramos los modelos; Star, Inoxtar, Castell, Chef y Alustar, son ollas a presión que trabajan a una presión de entre 55 y 60 kPa.
– Ollas súper rápidas como los modelos; Style, Favorit, Dynamic, Nova, Vital o Avant, que trabajan a una presión de entre 70 y 80 kPa.
– Ollas con dos posiciones de trabajo en las que podemos seleccionar la presión dependiendo del ingrediente o técnica de cocinado. La presión de trabajo está entre 60 y 100 kPa. y los modelos son; Athenas, Practika Plus y Qualix. Estas ollas combinan las dos opciones, olla a presión rápida y olla a presión súper rápida.

Podemos resumir este punto en que a mayor presión de trabajo, más temperatura interior alcanzamos, por lo que menor tiempo de cocción y menos cantidad de líquido es necesario.
Entonces, ¿por qué elegir una u otra? Pues porque todos los alimentos no se comportan igual, ni necesitan el mismo tratamiento.
La olla rápida está aconsejada para alimentos blandos o delicados como verduras, patatas, pescados, mariscos y para la cocción al vapor
La cocción en olla súper rápida es la ideal para elaborar caldos, guisos de carnes, legumbres, y alimentos duros o resistentes en general.

¿Cuánto tiempo dedicas a la cocina?

Sin duda alguna, la cocción bajo presión, es una de las técnicas de cocción más saludables que podemos utilizar, pero a su vez, es uno de los métodos de cocción más rápido que existen.

En apenas 6 minutos podemos cocinar cualquier tipo de arroz, en 12 minutos disponemos de unas excelentes lentejas estofadas y las carnes más duras, como un rabo de toro o un ossobuco, las podemos degustar en unos 45 minutos, algo impensable si empleamos cualquier método de cocción tradicional.

Utilizando las ollas a presión Magefesa economizamos tiempo y energía, al elevar la temperatura recortamos los tiempos de cocción llegando a dividir los tradicionales entre tres y cuatro veces. Una vez alcanzada la presión de trabajo se debe reducir la potencia del calor con lo que además ahorramos energía.

¿Utilizas la técnica de cocción al vapor?

Muchas veces, cuando compramos una olla a presión, no sabemos realmente la cantidad de elaboraciones y técnicas que podemos llegar a realizar con ella.
Entre las numerosas funciones de nuestras ollas a presión Magefesa, se encuentra la cocción al vapor de los alimentos.

Determinados modelos de ollas a presión Magefesa incorporan un cestillo con soporte que podemos utilizar para la cocción al vapor, también tenemos la posibilidad de adquirir alguno de los complementos que se venden por separado como la Pastaiola Nova, ideal para cocinar pastas italianas y perfectamente compatible con la técnica de cocción al vapor.

La principal utilidad de estos accesorios, es separar los alimentos que vamos a cocer del líquido necesario para crear vapor.

Con nuestra olla a presión Magefesa, podemos cocer al vapor verduras, hortalizas, pescado, mariscos, aves, etc.
Siempre debemos leer y seguir los consejos, dados en el instructivo de nuestra olla a presión, en relación a la cantidad mínima de líquido necesario para cocinar al vapor.

Aparte de los consejos de seguridad, podemos daros algún otro para conseguir mejores resultados:
– Para generar vapor, utilizar caldos, fondos, o agua con ingredientes aromáticos como especias, verduras, hierbas aromáticas, vinos, etc.
– En el caso de utilizar agua aromatizada, dar un pequeño hervor antes de colocar el cestillo y cerrar la olla.
– Si nuestra olla dispone de varias posiciones o niveles de presión, elegir siempre la menor.
– Utilizar tiempos de cocción bien ajustados para evitar la sobre cocción, sobre todo en pescados y mariscos.
– A la hora de cocinar pescados o alimentos delicados, pincelar o engrasar ligeramente el cestillo para evitar que los ingredientes se peguen.

Y otras utilidades que podemos dar al Cestillo con soporte o a la Pastaiola Nova, fuera de la cocción al vapor, pueden ser:
– Separar alimentos con distintos tiempos de cocción, alimentos que posteriormente queremos desechar, o alimentos que queremos servir por separado, verduras, legumbres, arroz, etc.
– Si utilizamos la olla para esterilizar conservas, emplearemos el cestillo para separar los frascos del fondo de la olla.
– Igualmente nos sirve para la cocción al baño maría de flanes y terrinas.

¿Das importancia a una alimentación saludable?

Aparte de poder utilizar la saludable técnica de cocción al vapor, que hemos visto en el apartado anterior, al cocinar en una olla a presión Magefesa obtendremos otras muchas ventajas tanto gastronómicas como saludables, esto es debido principalmente a tres características muy importantes de la cocción bajo presión.
– Los alimentos cocinados en las ollas a presión Magefesa, requieren menos cantidad de agua o liquido de cocción, que lo habitualmente utilizado en las ollas tradicionales.
– Los tiempos de cocción necesarios son sensiblemente inferiores, pudiéndose recortar hasta en un 75%
– El agua o líquido de cocción bajo presión alcanza temperaturas superiores a los 100 °C, pudiendo llegar a los 126 °C

Y debido a estas tres importantes características de la cocción bajo presión podemos asegurar que:
– Los alimentos cocinados en menos cantidad de agua o líquido de cocción, concentran más sus jugos, aromas y sabores naturales.
– Al reducir los tiempos de cocción, los ingredientes mantienen más nutrientes, vitaminas y minerales que en una cocción tradicional.
– La cocción bajo presión conserva mejor las texturas y colores originales de los alimentos.

El agua en estado líquido con temperaturas superiores a 100 °C. se conoce como agua sobrecalentada, las moléculas son más solubles en agua sobrecalentada, incluso algunas moléculas que en agua normal son insolubles, se convierten en solubles al elevar la temperatura, con lo que potenciamos los sabores y aromas.

¿Qué espacio de almacenaje tienes en casa?

Por último pero no menos importante, está la disponibilidad de almacenar el menaje en nuestra cocina. Dentro de la gran variedad de modelos Magefesa disponibles, los modelos Inoxtar, Star, Castell, Astra, Prisma o Nova son los que debido al diseño de sus asas nos ocuparán menos espacio de almacenaje.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin