Cómo mantener ordenada la cocina

La organización es esencial para cocinar cómodamente y evitar agobios e incluso pequeños accidentes ocasionados por tropezar con cosas que están fuera de su sitio.

Si cada vez que acabas de cocinar, parece que ha pasado un huracán por la cocina, es momento de seguir unas pautas de orden que te permitan disfrutar de la elaboración de tus recetas sin preocuparte por limpiar todo el desastre después.

Estos son los conceptos básicos a tener en cuenta, para disfrutar a todos los niveles de tu cocina:

No mezcles las cosas
Para cocinar cómodamente y no perder tiempo, es importante que ordenes tu cocina por secciones. Agrupa todas las especias en el mismo lugar, las legumbres, arroz, pasta y otros alimentos no perecederos, en otro grupo. Igualmente agrupa el aceite para cocinar y la sal en otro lugar.

Acerca lo que más utilizas
Hay ingredientes que utilizas habitualmente, así como sartenes y cazuelas que tienen protagonismo día a día en tu cocina, búscales un lugar cercano al fuego para ahorrar tiempo a la hora de preparar tus recetas.

Separa los alimentos del menaje de cocina y los productos de limpieza
Parece obvio, pero es importante tener alejados estos tres tipos de elementos. Los productos de limpieza, puedes guardarlos en el mismo lugar que el cubo de basura o el reciclaje. Ten en cuenta que una organización en cubos es ideal para evitar malos olores en la cocina.

Cuelga tu menaje
Para almacenar tu menaje de cocina puedes elegir una de estas opciones ¡o las dos!
Cuelga tu menaje en vez de guardarlo y evitarás que se golpee y se dañe. Además lo tendrás siempre a la vista y lo utilizarás más.
También puedes almacenarlo en un armario apilando las cazuelas una dentro de otra. Utiliza separadores especiales para evitar ralladuras y mantener tus piezas en perfecto estado. Con este tipo de almacenaje, podrás mantener limpios tus productos y la cocina se verá más despejada.

Despeja el espacio de trabajo
Cocinarás más a gusto y de forma más eficiente si mantienes en orden la encimera. Este es uno de los puntos críticos de la cocina, ya que es el que se desordena con mayor facilidad.
Seguramente te has fijado en cómo los chefs profesionales limpian la encimera varias veces mientras preparan sus recetas. Es una forma de evitar contaminaciones de alimentos, no mezclar ingredientes y sabores y en definitiva, estar más cómodo en el proceso.

Utiliza la despensa
No sobrecargues tus armarios con muchos alimentos y otros objetos que no vas a usar en tu día a día o incluso en una temporada. La despensa es el lugar ideal para ellos. Organiza los productos por secciones y utiliza muebles con estanterías regulables para aprovechar al máximo los huecos entre baldas. No temas elevar tus estanterías y aprovecha el espacio más próximo al techo para almacenar aquellos elementos más ligeros y que menos usas. Solo necesitarás añadir una pequeña escalera para llegar a ellos fácilmente.

Ahora que ya sabes cómo mantener tu cocina en orden, solo queda poner en práctica estos consejos y lo más importante de todo, dedicar tiempo a disfrutar cocinando.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin