Cómo preparar «Tapas», canapés y aperitivos navideños

Estas fiestas se caracterizan por reuniones de familiares o amigos en torno a una mesa, y en ocasiones te puede tocar ser el anfitrión. Te vamos a dar unos pequeños consejos e ideas para preparar unos aperitivos de bienvenida o unos entrantes para servir en la mesa.

  • Lo primero que debes tener en cuenta es que sean sencillos de elaborar para que no te roben mucho tiempo a la hora de cocinar los platos principales.
  • Otro punto importante es que se puedan preparar con anterioridad, y que esto no repercuta en la calidad.
  • También deben de ser ligeros, ya que por lo general preceden a comidas o cenas copiosas.

Teniendo en cuenta estas pequeñas pautas, comenzaremos por planificar la cantidad y variedad. En mi opinión, con 4 ó 5 variedades puede ser suficiente, y podemos calcular entre 1,5 ó 2 und. por comensal. Un ejemplo:

  • 6 invitados por 2 und. por 4 variedades, igual a 48 und. de tapas, canapés, o aperitivos que tendremos que preparar.

Ahora podemos empezar a darnos cuenta del trabajo que puede suponer, de manera que debemos tenerlo bien planificado.

Algunos consejos dependiendo del aperitivo que queramos elaborar son:

Para canapés:

  • Para elaborar canapés os recomiendo utilizar pan Tramezzini. Tiene un precio algo superior al pan de molde tradicional, pero en cambio ganamos en calidad, comodidad y versatilidad. Lo podemos encontrar en tiendas gourmet, con distintos sabores, blanco, integral, tomate, espinacas, etc.
  • Es conveniente aislar el pan del ingrediente con una fina capa de grasa, (mantequilla, mahonesa, etc.), que evite que la humedad del ingrediente penetre en el pan.
  • Montar en bandejas rectangulares intercalando las variedades para que sean más vistosos.

Para brochetas:

  • Actualmente se venden los palitos de brochetas con infinidad de decoraciones, materiales y formas, suelen ser bastante económicos.
  • No es necesario recargarlas, tres o cuatro ingredientes son suficientes para que queden suficientemente atrayentes.
  • Es necesario que sean fáciles de servir acompañadas con unas salsas aparte.

Para vasitos, cuencos o chupitos:

  • Ideales para servir sopas frías, cremas, ensaladas, etc.
  • Conservamos en el frigorífico y servimos en el último momento.
  • También son fáciles de encontrar en tiendas especializadas, no son excesivamente caros y por lo general tienen bastante calidad.

Para cucharitas de presentación:

  • La mejor opción para servir rápidamente una ensaladilla, un tartar, algún ingrediente enlatado, etc.
  • Son muy cómodas para tenerlas preparadas con antelación y a última hora salsear o decorar.
  • Son económicas, visualmente atractivas y admiten gran variedad de elaboraciones.

Tostas, hojaldres y tartaletas:

  • Posiblemente sean las elaboraciones más frágiles en cuanto a conservación ya que no admiten una elaboración anticipada puesto que absorben fácilmente la humedad y pierden su mayor atractivo, el crocante.
  • Por el contrario, son bastante económicas y si disponemos de tiempo a última hora, son sencillas de preparar.
  • Un detalle a tener en cuenta: suele ser la presentación más contundente de todas, por lo que os aconsejo presentarlas como aperitivo de comidas o cenas más ligeras.

Sobre estas bases, que espero os sean de utilidad, podéis ir programando vuestros aperitivos y entrantes para estas celebraciones.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin