Cómo utilizar tu parrilla con éxito

Magefesa_parrilla_alimentosEl verano es el momento perfecto para encender las parrillas y  disfrutar del maravilloso clima. A continuación te damos unos consejos básicos para obtener unos resultados súper sabrosos.

1. Precalienta la parrilla de 15 a 30 minutos antes de comenzar a cocinar. Si los alimentos no “chisporrotean” al ponerlos en la rejilla significará que la parrilla no está lo suficientemente caliente.

2. Antes de empezar a cocinar ten a mano todos los utensilios que vayas a precisar, incluyendo un vaporizador de agua para usar en caso de producirse llamaradas. Evita el uso de tenedores para darle la vuelta a las carnes, ya que esto hará que los jugos se escapen. En su lugar usa una espátula de mango largo o unas pizas.

3. Los marinados son ideales para intensificar el sabor de los alimentos y ablandar los cortes de carne menos tiernos, así que cuanto más tiempo dejes marinando los ingredientes, mejor. Si  se va a utilizar el adobo para bañar los alimentos una vez en la parrilla, asegúrate de hervirlo antes. De esta forma, acabarás con las bacterias que puedan estar presentes. Manten los alimentos marinados en el frigorífico durante varias horas o toda la noche. Acuérdate de retirarlos con cierto tiempo de antelación ya que habrán de estar a temperatura ambiente antes de llegar a la parrilla.

4. Mantener la parrilla en óptimas condiciones es fundamental. Límpiala con un poco de agua jabonosa al comienzo de la temporada. Frota las rejillas con un cepillo de alambre después de cada uso. Asimismo, aplicar una fina capa de aceite sobre las rejillas no solo evitará que los alimentos se peguen, sino que también facilitará enormemente el posterior proceso de limpieza.

5. Cuando uses salsas que contengan azúcar, espera hasta los últimos 10-15 minutos para aplicarlas. De no ser así el azúcar se caramelizará, quemando la superficie.

6. Si vas a asar verduras, manten la tapa de la parrilla hacia arriba para evitar que adquieran una textura gomosa. Antes de colocarlas sobre la parrilla, úntalas con un poco de aceite para evitar que se peguen. Corta las verduras en trozos de tamaño similar para lograr que se cocinen de manera uniforme. Recuerda que cuanto más grandes y más gruesas sean las piezas más tiempo necesitarán sobre la parrilla.

7. Respetar los tiempos de cocción resultará fundamental para garantizar unos resultados exitosos. Utiliza siempre un termómetro de lectura instantánea para asegurarte de que los alimentos estén completamente cocinados y en su punto.

8.  Antes de servir, deja reposar la carne fuera de la parrilla por unos 5 minutos. Esto te permitirá que la carne redistribuya todos sus jugos por los tejidos conectivos, consiguiendo unos cortes más tiernos y jugosos.

9. ¡Familiarízate con  el uso de la parrilla! Empieza cocinando algo sencillo que no requiera mucha experiencia, como hamburguesas, una simple tira de bistec o unas verduras. Una  vez que comiences a cogerle el truco a tu parrilla, podrás aventurarte con cortes más complicados que requieran una mayor supervisión.

10. ¡Disfruta de la preparación de la barbacoa y de la compañía de tus familiares o amigos!

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin